The best bookmaker bet365

Дървен материал от www.emsien3.com

Filosofía Institucional

Los desafíos  que  enfrenta la educación del siglo XXI y en particular la formación profesional,  hacen  la razón de ser de la Fundación los principios de calidad y excelencia.  

San Juan Bautista, es quien inspira este proyecto educativo.  La filosofía  sobre nuestra misión formativa  gira  en torno a este personaje bíblico. San Juan marca época en su tiempo y para la posteridad. De él bien se puede decir que hay un antes y un después. Encarna el sentido profundo de ser profeta. Su vocación, la verdad; su misión, proclamar la verdad; su razón de vida, encarnar esa misma verdad. Y, en su proyecto histórico personal, es quien logra entregar la vida por la verdad anunciada.

Para una institución educativa que mira el siglo XXI, tomar como bandera la verdad, implica un reto interesante. Vivimos un cambio profundo de época, de mentalidad singular y colectiva. Solemos afirmar, en la primera mirada que le hacemos al siglo XXI, que estamos en crisis, que los valores están en crisis. 

¿Es válido el interrogante?.

¿No es acaso el hombre en singular y colectivo que desde su mirada interrogan críticamente la realidad?. Se puede afirmar que el fundamento es el mismo, una verdad que construye personas y comunidades, pero que exige contextos y circunstancias diferentes. No es acomodar la verdad a la época, es descubrir la esencia de la verdad y hacerla historia. ¿No fue acaso esa la misión de San Juan?.

Si uno mira la historia “desde el retrovisor de la vida”, cada época ha vivido una crisis profunda. Mirémoslo en detalle, ¿se extravió lo fundamental? NO. Cambio la mirada.

Ese es el reto de esta Institución que hemos denominado SAN JUAN BAUTISTA. No podemos repetir procesos ya construidos, no podemos transitar por caminos ya trazados. Nuestra responsabilidad es reconstruir los caminos para nuevos caminantes, los del siglo XXI, los que se siguen haciendo las mismas preguntas fundamentales por su ser, por el cosmos, por lo trascendente, pero que con todas las herramientas de la época descubren profundidad renovadora en sus respuestas.

La FUSJB debe retarse a conocer a profundidad la comunidad de su entorno, a descubrir sus necesidades, a leer sus sueños, a identificar sus metas, a reconstruir con ella su proyecto histórico. Sólo entonces y sólo así será capaz de responder al reto educativo del siglo XXI que exige una lectura espaciotemporal concreta.

Que interesante poder decir que de ser capaces de responder a este reto hemos hecho nuestra la misión del profeta.

Denunciar la realidad de su época y anunciar los nuevos retos, las nuevas posibilidades.

La FUSJB se compromete con quienes se forman, para que desde sus saberes y habilidades sean capaces de trabajar por la justicia y la equidad en este siglo XXI, época en la cual la globalización y la competitividad se convierten en retos.

Con lo  anterior  se  indica que la  Fundación  opta   esencialmente  por promover la formación de las personas desde la sencillez y la humildad,  para que  se contribuya  en la construcción  de una  sociedad que vive  los valores  dinamizadores de la vida, la sociedad y la cultura. 

Como institución educativa, asumimos el personalismo cristiano como el marco filosófico que nos ayudara a construir políticas incluyentes, procesos dinámicos, estrategias innovadoras que terminaran dándole cuerpo a la FUSJB. 

 

Online bookmaker Romenia betwin365.webs.com